Gráfico diario Ibex 35

Semana muy buena para el Ibex35, recuperando prácticamente todo lo perdido en las anteriores semanas. Aunque aún con deberes por hacer.  

Vuelta a la zona de soporte

El Ibex35 ha vuelto a recuperar la zona de los 6.900 puntos que llevaba actuando como soporte desde agosto. Muy negra pintaba la situación al perder el soporte, pero se ha recuperado como pocos esperaban. 

Aunque este repunte invita al optimismo, es insuficiente. Insuficiente porque se ha vuelto a quedar a las puertas de superar la resistencia que lleva marcando el techo de la cotización desde agosto. 

Se mantiene la tendencia bajista

Cuando Ibex35 rebotó tras las caídas de marzo, la media móvil de 70 sesiones en un primer momento actuó como soporte cuando llegó de nuevo la corrección. Esta media mantuvo la cotización plana hasta julio. Pero al perderla comenzó una nueva tendencia bajista, que sigue activa. 

Han sido varios los intentos de superar esta media en cada repunte en la tendencia bajista, como el visto esta semana, sin éxito.  

Tras marcar un nuevo mínimo en la tendencia, la cotización ha rebotado con fuerza, pero la escalada se ha cortado justo al alcanzar la media móvil de 70 sesiones que persigue presionando a la baja. 

Podemos ser optimistas

Lejos de pensar que esta semana algo ha cambiado, simplemente es la continuidad de la tendencia bajista. Pero para romper una tendencia bajista, primero hay que acercarse al techo y este es el primer paso.  

Una vez dado el primer paso, esta semana volvemos a estar a la espera de si continuará al alza. Cierto es que la situación en el análisis técnico es más optimista que en los últimos intentos, ya que la banda superior de Bollinger tiene margen suficiente para superar la media y consolidarla. Este fue el principal problema en el último intento de septiembre. 

Los 8.000 puntos como objetivo

Pero es lo único diferente de las anteriores situaciones. Una vez más nos toca esperar. Si el Ibex35 consigue superar la media y consolidarla, podríamos ser muy, pero muy optimistas. Podría ser un cambio de tendencia alcista, que llevaría a la cotización en un principio hasta los 7.400 puntos. 

Si se confirma el cambio de tendencia, podríamos situar el objetivo de la nueva tendencia en los 8.000 puntos donde se encuentra el gran gap que dejó abierto en marzo y que posiblemente cierre o por lo menos lo intente, antes de un nuevo descalabro hasta los mínimos por debajo de los 6.000 puntos y que posiblemente sea la guinda para el comienzo de un nuevo ciclo alcista de varios años. 

Si queréis estar al tanto de todos nuestros análisis técnicos suscribiros a nuestro canal de Télegram. 

Deja una respuesta